DonaVoluntariado
Menu

Reforma De La Justicia Penal

Nuestro sistema de justicia penal está gravemente fracturado. Joe cree que necesitamos buscar audaces reformas sistémicas para acabar con el encarcelamiento masivo y transformar nuestro sistema en uno que dé prioridad a la rehabilitación. Eso significa abordar cada pieza del sistema – desde lo que penalizamos en primer lugar, a cómo hacemos cumplir la ley, a alternativas que presentamos en lugar del encarcelamiento, a cómo tratamos a la gente en las prisiones, a cómo rehabilitamos y ayudamos a la gente que reingresa de nuevo en la sociedad.

Joe cree que la verdadera reforma de la justicia penal debe empezar con el reconocimiento de los fracasos y las consecuencias de la Guerra contra las Drogas, en particular los efectos devastadores en las comunidades de color. Apoya la legalización y las políticas federales de marihuana para suprimir los antecedentes penales de personas previamente penalizadas por delitos de bajo consumo de drogas. Joe cree que debemos despenalizar la pobreza, la enfermedad mental, y la carencia de vivienda reestructurando nuestros organismos de seguridad para brindar ayuda a los que están en aprietos, en vez de tratarlos como criminales. Respalda las políticas que aseguran que no se detenga a la gente solo por falta de recursos económicos, incluyendo la fianza en efectivo, reforzando los servicios del defensor público, y ampliando el acceso al asesoramiento legal. Aboga por la reforma integral de nuestros organismos de seguridad, incluyendo las políticas que aseguran vigilancia y responsabilidad robustas.

La reforma de la justicia penal también debe abordar políticas de aplicación de condenas, incluyendo una dramática reducción del uso de mínimos obligatorios para asegurar la discreción judicial. Para proteger a los jóvenes, Joe respalda subir la edad de la responsabilidad penal, ampliando el uso de los tribunales de menores, y eliminando las condenas de cadena perpetua sin derecho a libertad condicional para menores. Joe aboga por las condiciones carcelarias humanas, y respalda la prohibición de prisiones privadas y con ánimo de lucro asegurando que las condiciones en las prisiones facilitan el objetivo de la rehabilitación. Finalmente, Joe cree que debemos mejorar el acceso a servicios fundamentales que ayudan a la gente a reingresar en la sociedad después de haber cumplido su condena, incluyendo la vivienda pública, el empleo, el transporte, la educación, y los derechos de voto.